banner02.jpg

CARTERA DE SERVICIOS
Otros Tumores Pulmonares  > Nódulo pulmonar solitario  >

EL NÓDULO PULMONAR SOLITARIO.

 

El nódulo pulmonar solitario es una opacidad radiológica intrapulmonar menor de 3 cm, más o menos redondeada y no asociada a otras lesiones pleuropulmonares visibles. Cuando es más grande lo denominamos masa pulmonar.

 

El tamaño mínimo visualizable de un nódulo pulmonar depende de la técnica radiológica utilizada. Así, en una radiografía simple de tórax es de alrededor de 1 cm. Sin embargo en el TAC (especialmente de alta resolución -TACAR), el tamaño de los nódulos pulmonares detectados es mucho menor.

 

Es un hallazgo relativamente frecuente, dependiendo la probabilidad de detectarlo de la técnica empleada en la exploración. En radiología simple,  puede verse un nódulo pulmonar en dos de cada mil radiografías. En TAC realizados en fumadores  para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón, puede ser mayor del 20 %, siendo generalmente las lesiones menores de un centímetro.

 

Los nódulos pueden ser malignos o benignos. Dentro de los malignos, con mayor frecuencia se corresponden a carcinoma pulmonar o a metástasis de otros tumores, conocidos o no previamente. Dentro de los nódulos benignos, los más frecuentemente observados son granulomas calcificados, infecciones como la tuberculosis, parásitos como el quiste hidatídico, abscesos, bronquiectasias (bronquios dilatados rellenos de moco), micetomas (bolas de hongos en cavidades pulmonares), neumonías redondas, alteraciones vasculares (fístulas arteriovenosas, varices pulmonares) o malformaciones congénitas (quistes broncogénicos, secuestros pulmonares).

 

El objetivo es el diagnóstico del nódulo, para adecuar su tratamiento y si es posible tratar quirúrgicamente solo los malignos. El manejo debe basarse en el concepto de probabilidad de malignidad; para ello se tiene en cuenta la edad (a menor edad menor probabilidad), factores de riesgo para padecer cáncer de pulmón (como fumar), o sus características radiológicas (nódulos poco redondeados –espiculados- tienen más posibilidades de malignidad).

 

Bibliografía.

The solitary pulmonary nodule. Ost D, Fein AM, Feinsilver SH. New England Journal of Medicine 2003; 348(25):2535-42.

 

The solitary pulmonary nodule. Tan BB, Flaherty KR, Kazerooni EA, Iannettoni MD, American College of Chest Physicians. Chest 2003;123(1 Suppl):89S-96S.

 

Evaluation and management of the solitary pulmonary nodule. Ost D, Fein A. American Journal of Respiratory & Critical Care Medicine 2000; 162(3 Pt 1):782-87.

 

Probability of malignancy in solitary pulmonary nodules based upon their clinical and radiological characteristics. Pérez González V, Álvarez Martínez C, Pozo F, García-Cosío FB, Brea B, López Encuentra A. European Respiratory Journal 2000; 16[Suppl 31]:16S.