banner01.jpg

CARTERA DE SERVICIOS
Patología de pared torácica  > Malformaciones de la pared torácica  >

MALFORMACIONES DE LA PARED TORACICA.

 

Pectus excavatum.

 

Es una malformación torácica que se manifiesta por el hundimiento del esternón. Los cartílagos costales también se encuentran deformados hacia la profundidad participando en el defecto. La magnitud de la posición del esternón es variable, desde una pequeña concavidad, hasta casi contactar con la columna vertebral. No es infrecuente que la malformación sea asimétrica con mayor hundimiento de uno de los hemitórax, normalmente el derecho, con rotación asociada del esternón. Ocasionalmente se recogen casos familiares y la deformidad se observa frecuentemente en el síndrome de Marfan. Normalmente no existen alteraciones cardiorrespiratorias (salvo un soplo sistólico que desaparece tras la corrección quirúrgica) salvo en las malformaciones muy importantes.

 

El tratamiento es quirúrgico, en aquellos casos en los que hay alteraciones cardíacas o respiratorias por lo acusado de la deformidad o en aquellos en los que el paciente insiste por razones psicológicas o estéticas. Normalmente es preferible la intervención una vez completado el desarrollo físico. La operación consiste en remodelar el esternón y los cartílagos costales y se denomína esternocondroplastia. En la actualidad, en casos seleccionados, es posible la correccion videotoracoscopica con la técnica de Nuss, introduciendo una barra metálica modelada para cada caso de un hemitorax al otro por delante del corazón.

 

Pectus carinatum.

 

También se denomina tórax en quilla o de pichón. Se produce por protrusión del esternón hacia delante, que además en muchas ocasiones está rotado lateralmente ocasionando la asimetría de la deformidad. Las alteraciones cardiorrespiratorias son excepcionales. El tratamiento es la correción quirúrgica, frecuentemente por razones estéticas o psicológicas, denominándose esternocondroplastia.

 

Otras deformidades como la fisura esternal o el síndrome de Poland son mucho menos frecuentes, y habitualmente se asocian con otras malformaciones congenitas.

 

Bibliografía.

 

Pectus carinatum .Robicsek F, Watts LT. Thorac Surg Clin 2010;20(4):563-74.

 

Comparison of the Nuss and the Ravitch procedure for pectus excavatum repair: a meta-analysis. Nasr A, Fecteau A, Wales PW. J Pediatr Surg 2010;45(5):880-6.

 

Surgical repair of pectus excavatum. Iida H. Gen Thorac Cardiovasc Surg 2010;58(2):55-61.